Magdalenas con arándanos y streusel topping

Imagen 4-4-20 a las 13.10 (1)

En la medida de lo posible procuro introducir fruta en cualquier preparación dulce que hago ya que aporta jugosidad, sabor, color…. y,  no nos vamos a engañar….. el remordimiento de conciencia quizá sea menor  por aquello de que la fruta es saludable,  verdad?  Y también es una manera de obligarnos a tomarla para quienes no tenemos por costumbre incluirla a menudo en nuestra dieta.  Esta semana os traigo unas deliciosas y tiernas magdalenas con arándanos. Y que conste que son magdalenas y no muffins, aunque den esa apariencia  por el streusel que cubre todo el copete. En esta entrada os expliqué la diferencia entre ambos.  Aunque en realidad podría decirse que las de hoy son más bien un híbrido entre magdalena y muffin 😉

Y es que,  como es habitual en mí , esta mañana me he levantado con antojo de desayuno rico y lo primero  que  he visualizado han sido unas magdalenas  recién hechas.  Mmmmm…… me pirran!  Sólo con el olor que desprenden mientras se hornean ya me alimentan. Además, hoy que ha amanecido lloviendo pues apetece algo así, algo como muy hogareño. Y he recordado que en mi nevera todavía quedaban arándanos, y digo quedaban porque desde que los descubrí no existe otra fruta para mí, en serio, los devoro como si fueran pipas….. Hasta que me dé por otra cosa, que lo mío es así……  creo que tengo que hacérmelo mirar jajajjjaj…… Total que los he rescatado del frigo para darles un poquito de protagonismo, que se lo merecen pobres. 

Lo bueno que tienen las magdalenas es que se preparan en un momento y,  en el tiempo en que tardas en disponer la mesa para el desayuno,  hacer el café, el zumo, calentar la leche….  se hornean. Porque hoy es domingo y los fines de semana son sagrados para mí, pues me gusta sentarme a desayunar tranquilamente….  sin prisas…. que bastante tengo ya durante la semana en que la mayoría de los días me tomo el café de pie,  qué triste! 😦   Y para algo están los festivos no? para marcar la diferencia y hoy no iba a ser menos. Así que, no me enredo más y me lío a prepararlas que estoy  deseando hincarles el diente. Os apuntáis conmigo? Mirad, vamos a necesitar: 

INGREDIENTES (Para unas 12 magdalenas):

2 huevos “XL”

210 g harina

180 g azúcar

190 ml aceite girasol

60 ml leche entera

7 g levadura química

1 pizca de sal

ralladura de limón

2 cdas zumo limón

Para el streusel:

90 g harina

70 g azúcar

60 g mantequilla fría en dados

Para hacer las magdalenas vamos a trabajar con los ingredientes a temperatura ambiente. Por lo que si los huevos están de nevera los sacaremos un rato antes. Y si no tenemos paciencia pues tiraremos del recurso de urgencia al que ya he hecho referencia en otras entradas que consiste en poner el huevo en agua caliente durante ½ minuto para que se temple. Ojo con no pasarnos o se empezará a cocinar la clara!

Lo que vamos a hacer primero de todo es preparar el streusel para el topping. Para ello vamos a mezclar la harina junto con el azúcar y la mantequilla en dados pequeños. Con las yemas de los dedos iremos mezclando hasta que se forme una especie de migas, unas más grandes que otras. Reservaremos en la nevera para que no se derrita la mantequilla.

Imagen 19-5-20 a las 19.06

Para hacer la masa de las magdalenas vamos a batir los huevos con el azúcar durante  un par de minutos para que aumenten de volumen. A continuación añadimos la leche, la ralladura de limón y mezclamos a velocidad mínima.  Vamos incorporando el aceite poco a poco y el zumo de limón y batimos hasta que esté bien integrado. Tamizamos la harina junto con la levadura y la añadimos en varias tandas mezclando cuidadosamente con varillas pero esta vez a mano. Finalmente agregamos los arándanos y mezclamos con una espátula para que éstos no se rompan.  Vertemos la masa en un recipiente, lo cubrimos con un trapo para que respire y dejamos reposar mientras precalentamos el horno a 250ºC con calor arriba y abajo.

Cuando ha alcanzado la temperatura, colocamos las cápsulas en las cavidades de un molde para magdalenas. Removemos la masa con una espátula, rellenamos las cápsulas hasta cubrir las 2/3 partes de su capacidad y espolvoreamos la superficie con streusel.

Imagen 19-5-20 a las 19.06 (2)

Bajamos la temperatura del horno a 210ºC, colocamos la bandeja en la rejilla del centro  y horneamos entre 12 y 15´aprox.

Durante el horneado los arándanos irán explotando por la acción del calor y eso es lo que les va a dar ese colorido tan bonito. 

Retiramos del horno y traspasamos a una rejilla para enfriar.

Imagen 19-5-20 a las 19.06 (5)

No seáis ansias como yo y dejarlas que enfríen unos 10 minutos para poder apreciar mejor los sabores. Calientes no saben igual. 

Las mías ya han enfriado, así que me vais a perdonar pero….. el desayuno me espera! 😉

Imagen 19-5-20 a las 19.06 (4)

Espero que os gusten. Hasta la próxima!  Besos

Ali

Consejos y Sugerencias:

Para que los arándanos no se vayan al fondo podemos pasarlos ligeramente por harina y retirar el exceso antes de mezclar con la masa.

Al mezclar los arándanos lo haremos como os he indicado, con una espátula procurando no romperlos. 

Si no queréis cubrir la superficie con streusel siempre podéis sustituirlo espolvoreando una capa generosa de azúcar para que se forme una costra o  no ponerles nada. De cualquiera de las tres formas están igual de buenas.

Y las que nos sobren las podemos conservar en un recipiente hermético para evitar que se resequen. 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s