Tarta Nido de Pascua

Imagen 31-3-21 a las 8.36 (3)

Digo yo que tanto las tradiciones como las fechas señaladas están ahí por y para algo…. no?  Que para qué?  Pues entre otras…. para celebrarlas, sinó qué sentido tiene? Además que soy de la opinión de que hay que celebrar todo lo celebrable, de atrapar todas esas ocasiones que se presentan para hacerlo porque lo que está claro es que lo que dejamos pasar ya no tiene retorno y esa oportunidad que nos perdemos.  Que hay veces que dices: bueno…. si acaso esto ya lo celebraremos más adelante…. a ver que día cuadra mejor….   Cómo que más adelante?  De eso nada, luego ya no tiene gracia y la mayoría de la veces esa idea cae en saco roto. Cada cosa en su momento. Y es que oigo a mucha gente decir: es que con el tema de la pandemia no hemos podido celebrarlo….  Vale, que quizás no hemos podido festejarlo con todos los que hubiéramos querido que estuvieran, eso ya lo sabemos, pero a ver…. que para descorchar una botella de cava no te hace falta nadie. Y si después, cuando se pueda, se quiere hacer a lo grande pues estupendo, pero lo suyo es cuando toca, ni antes ni después,  no os parece?  Total que hoy es Lunes de Pascua y es festivo en algunas comunidades donde lo típico es celebrarlo con la tradicional Mona. Ya sabéis que la tradición manda que los padrinos se las regalen a sus ahijados, aunque esto ha ido variando con el tiempo y ya no se limita sólo a ellos sinó a cualquier familiar o amistad cercana. Pues menos mal, porque esa criaturita inocente que no tenga padrino qué pasa con ella, que se queda sin mona…? Ayyy que triste!! 😦  Ningún peque sin mona por favor,  que la esperan ansiadamente. 

No todas las monas tienen la misma apariencia, la clásica tiene forma de rosca o bollo, otras son verdaderas obras de arte hechas con chocolate y otras son de tierno bizcocho decorado normalmente con figuras de conejitos, plumas, nidos con huevos…. En todas ellas la imaginación es la que prima para hacerla original aparte de rica. 

Yo este año la he hecho de bizcocho relleno y cubierto con una crema riquísima. Y para la decoración un nido de pascua que he intentado darle todo el realismo posible, para lo cual he utilizado fideos chinos y chocolate derretido, sencillísimo de hacer, luego lo vais a ver.  Los huevitos de colores son comprados pero no dudo en probar a hacerlos otro año, me gustan los retos ya sabéis…. 

Queréis ver como es el paso a paso?  pues no dejéis de leer que os va a gustar. Mirad, estos son los ingredientes que vamos a necesitar. 

Para el bizcocho (para un molde alto de 10 cm diámetro):

225 g harina

4 huevos “L”

250 ml nata 35% materia grasa

215 g azúcar

35 g almendra molida

10 g levadura química

1 cdta vainilla en pasta

Para el relleno:

200 g queso mascarpone

75 g azúcar glass

150 ml nata 35% m/g

160 g chocolate 70% cacao especial repostería

Para la cobertura: 

175 g queso mascarpone

90 g azúcar glass

250 ml de nata 35% m/g 

colorante amarillo oscuro o naranja

Para los adornos:

un puñado de fideos chinos

100 g chocolate 70% cacao especial repostería

huevitos de chocolate decorados

Comenzamos preparando el nido para que solidifique el chocolate. Para ello cortaremos los fideos a groso modo, no hace falta que midan lo mismo pero que por lo menos tengan unos 5 cm de largo. Dejaremos preparado un cuenco cubierto con film que nos servirá para hacer el nido.

Imagen 15-3-21 a las 17.41

Troceamos el chocolate y lo derretimos al baño María en intervalos de 30 segundos removiendo cada vez para que no se nos queme. Una vez lo tenemos derretido mezclamos con los fideos, han de quedar totalmente cubiertos.

Imagen 15-3-21 a las 17.41 (2)

A continuación iremos colocando los fideos en el cuenco dándole forma de nido. Voy a confesaros que en un principio utilicé unas pinzas para no pringarme los dedos, pero sinceramente terminé montándolo con los dedos porque me resultaba más facil y controlable.

Imagen 15-3-21 a las 17.42

Cuando ya lo tengamos hecho lo dejamos endurecer en la nevera hasta el momento de la decoración. Lo único que no se come de la tarta es este nido, a no ser que queráis comeros los fideos crudos 🙂  

Para hacer el bizcocho yo he utilizado un molde alto pero de poco diámetro para poder hacer varias capas y darle altura, me resulta más bonito así, se supone que los nidos están en lo alto no? Bien pues comenzamos batiendo los huevos  junto con el azúcar hasta que doblen su volumen. A continuación añadimos la nata, la vainilla, la almendra molida y mezclamos. Por último tamizamos la harina junto con la levadura y la vamos agregando en varias tandas mezclando manualmente con una espátula o varillas, con movimientos envolventes para que la masa no pierda volumen. Engrasamos el molde y cubrimos la base con un círculo de papel vegetal,  esto nos va a facilitar mucho el desmoldado.

Pesamos la masa y la dividimos en dos para hacer dos bizcochos que después cortaremos en capas. Podéis hornear un sólo bizcocho con toda la masa pero repartiéndolo en dos van a resultar más esponjosos ya que en el horno al no pesar tanto la masa ésta crece más y los bizcochos se cocinan antes 😉 Pero esto ya es una sugerencia, cada cual que lo haga como quiera. Horneamos el primero de ellos durante unos 25 minutos aprox.  Cuando haya pasado ese tiempo abrimos el horno y comprobamos que está hecho pinchando en el centro con una brocheta.  Si es así lo retiramos, dejamos enfriar 10 minutos en el molde y a continuación desmoldamos. Repetimos la operación con la otra mitad de la masa. Si hemos optado por hacer un único bizcocho el tiempo de horneado será de una hora aprox. Una vez tengamos los bizcochos hechos y fríos completamente les retiramos el copete, medimos su altura y con la ayuda de una lira o un cuchillo de sierra los dividimos en capas. A mí me han salido 3 capas de cada uno, pero sólo voy a utilizar 5 para la tarta, con 6 me parecía demasiado alto porque hay que contar también con el relleno. El que ha sobrado ya me he encargado yo de comérmelo para desayunar jejejjj…

Imagen 30-3-21 a las 6.57 (3)

Para hacer la crema de relleno vamos a comenzar por derretir el chocolate pues antes de utilizarlo hemos de dejarlo templar. Para comprobar que la temperatura del chocolate es la ideal podemos medirla con un termómetro de cocina y esperar a que baje a los 28ºC . Y fijaros que yo tengo uno, pero lo que son las casualidades de la vida….  se le terminó la pila y no la repuse, con lo cual no he tenido más remedio que recurrir a un viejo truco para comprobarla que consiste en echar una gota de chocolate en el reverso de mi muñeca y creedme….. no falla!  Es como cuando se prueba la temperatura de la leche de un biberón que va a tomar un bebé, pues igual. Cuando veamos que está bastante templado pero fluído comenzaremos a batir el queso mascarpone junto con la nata líquida que vamos a verter en forma de hilo y  el azúcar glass. Con ello aligeramos el queso que es un poco denso. Finalmente añadimos el chocolate.

Imagen 29-1-21 a las 18.53 (1)

Seguimos batiendo unos segundos hasta integrar pero sin excedernos. Reservamos en la nevera.

Imagen 29-1-21 a las 18.53 (8)

Para la cobertura, batimos el queso crema con el azúcar glass y añadimos la nata en forma de hilo, mezclando hasta integrar. Os digo lo mismo que con la otra crema, sin excedernos para que no quede demasiado fluída, ha de quedar cremosa para poder untarla.

Imagen 30-3-21 a las 6.57 (5)

Y empezamos con el montaje. Si tenemos un plato giratorio mejor que mejor  porque a la hora de cubrirla nos facilitará la faena. Ponemos la primera base sobre el plato y con la espátula extenderemos la primera capa de la crema de chocolate.

Imagen 30-3-21 a las 6.57 (7)

Colocamos la siguiente capa y repetimos la operación. Rellenamos hasta la cuarta y la última capa la utilizamos a modo de tapa.

A continuación extendemos una primera capa de la crema de cobertura por toda la tarta.

Imagen 29-3-21 a las 13.56 (1)

Con una espátula o scraper retiramos el excedente. No hay que utilizar mucha crema, es una primera capa que se pone para sujetar la miga.

Imagen 29-3-21 a las 13.57 (2)

Llevamos a la nevera durante unos 20 minutos para que coja firmeza. Retiramos del frigo y ahora sí, cubrimos con el resto de la crema. Seguidamente con un palillo untado en el colorante vamos a dar unas pinceladas para conseguir ese efecto acuarela tan bonito.

Imagen 30-3-21 a las 6.56 (1)

Y de nuevo con una espátula o scraper colocado en ángulo de 90ºC en una mano y con la otra  haciendo girar el plato retiramos el exceso de crema. Alisamos la parte superior y ya la tenemos lista. Este proceso requiere de un poquito de práctica, pero con el tiempo se adquiere, os lo aseguro. Yo aún estoy en ello.

Imagen 31-3-21 a las 8.36 (2)

Retiramos la tarta del plato giratorio y la ponemos sobre el plato o base de servir. Este paso podemos hacerlo con ayuda de una paleta grande. Sacamos el nido del frigo, retiramos del film y colocamos sobre la tarta. Y para finalizar ponemos los huevitos decorados.

Imagen 31-3-21 a las 10.07

El festejar las cosas nos sirve para mantener una actitud positiva sólo con el simple hecho de pensarlo y planificarlo. Por ello, pienso que no hay que perder los hábitos de celebrar, porque éstos sólo perduran si se practican.

Apetece un trocito? Venga vaaaaa…. no es dé vergüenza, que lo estáis deseando 😉 

Imagen 30-3-21 a las 7.32 (3)

Que paséis un feliz Lunes de Pascua. Besos

Ali

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s