Sorbete express de fresas

Desde que se pusieron tan de moda los huertos urbanos tengo el capricho de tener uno en casa. Mira…. es algo que me hace ilusión. Pero el caso es que no me decido nunca a comprarlo.  Así que, ahí lo tengo desde hace un montón de tiempo en la cesta de la compra, pendiente únicamente de darle a la tecla para que amazon me lo traiga a casa. En un principio la idea era plantar unas aromáticas, sobre todo hierbabuena para los mojitos, mmmm….… los mojitos!! puede haber un cóctel más rico? Es mi favorito en verano, sobre todo tras una cena al aire libre. Os aseguro que podría tomarme los que me pusieran delante, siempre y cuando no estuvieran muy cargados de ron claro está, que nada me apetecería menos que terminar en una camilla de urgencias con el gotero puesto. Pero ya no es solo por eso, sino porque a mí es que me gustan suavesiiitos mi a-mol, ya tu sabe…!!! con la cantidad de ron justita. Aún así no nos engañemos, que pese a ser ligeros, si te tomas unos cuantos…… llegas a ese estado en el que todo todo te da un poquito igual y en el que te ríes como si no hubiera un mañana. Y qué bueno que es reírse con ganas eh!!!   Bueno oye, a lo que iba, que si finalmente le doy a esa tecla, voy a reservar una zona para cultivar fresas. Sí sí…. fresas. A ver si soy capaz! Por lo que tengo oído no tiene ninguna complicación pero aún así voy a tener que echar mano de nuestro amigo google porque no tengo ni idea de cómo y cuándo es el mejor momento para plantarlas…. ni del cuidado que necesitan….. Ya os contaré mi aventura.  De momento no me queda otra que conformarme con las del súper. 

Total que como es temporada de fresas es momento aprovechar a hacer algo con ellas, pues es ahora cuando más buenas están. Así que para esas veces en las que el calor es insoportable y solo apetecen cosas frías, nada mejor que un sorbete de fresas de elaboración rápida para tomar al momento y que vais a alucinar porque se elabora con solo dos ingredientes. Que no os lo creéis? Pues seguid leyendo hasta el final, que os va a interesar.  Por cierto, si no os gustan las fresas podéis utilizar otro tipo de frutas, pero ojo! no todas funcionan bien para hacer este sorbete rápido. Necesitamos frutas que no contengan muchas fibras como ocurre con el mango o que no tengan muchas semillas como sucede con las moras pues éstas son muy duras y no resultan agradables en boca. Y aunque las fresas también tienen semillitas, éstas son tan diminutas que apenas se perciben. El melocotón (sin piel) va fantástico.  Os cuento como prepararlo, mirad,  

Necesitamos:

500 g fresas congeladas

200 g almíbar simple (125 g azúcar + 125 g agua)

El día anterior preparamos el almíbar para endulzar el sorbete ya que necesitamos que esté bien frío antes de utilizarlo. Para ello ponemos en un cazo el agua junto con el azúcar y llevamos a ebullición durante un par de minutos. Retiramos del fuego, pesamos en una balanza la cantidad que necesitamos y guardamos en un tarro de cristal en la nevera. El resto lo guardamos también para otra ocasión. 

El requisito principal para hacer este sorbete express es que la fruta esté congelada. Yo he utilizado fresas frescas y las he congelado pero en el súper podemos encontrarlas en bolsas ya preparadas para su uso y es más práctico. 

Lavamos y dejamos escurrir bien las fresas, las troceamos en pequeñito y congelamos. El mejor método para congelarlas es poner los trozos de fruta extendidos en un bandeja, llevamos al congelador y cuando hayan congelado las metemos en bolsas de uso alimentario con cierre. De esta manera no se congelarán en bloque y podremos coger la cantidad que queramos cada vez.

Echamos un puñado de fresas en nuestra trituradora, picadora o procesadora de alimentos. Os sugiero no llenar más que 1/3 parte o un poco más del recipiente, así tendrán espacio para triturarse. Si lo llenamos mucho es posible que se atasquen las cuchillas, a no ser que tengamos una trituradora muy potente. 

Si sois de los que prefiere el sabor auténtico de la fruta  y no queréis añadir ningún endulzante pues adelante, pero pensad que por muy madura que esté, al estar congelada siempre se atenúa su sabor. Y además el endulzante también hace su función proporcionando una textura más suave. Sin embargo, no os aconsejo añadir azúcar directamente ya que éste no se disuelve con el frío, con lo cual al tomarlo notaremos los granillos de azúcar y no molará nada. 

Una vez que tenemos las fresas en la trituradora, añadimos el almíbar proporcionalmente a la cantidad de fresas.

Y trituramos a máxima potencia hasta que no queden trozos. Dependiendo de la potencia de nuestra máquina lo tendremos hecho en más o menos tiempo, pero vamos…. que no nos llevará más de unos minutos. Veréis que en un principio se forma una especie de granizado.

Lo removemos con una espátula para desprenderlo de las paredes y trituramos unos segundos más hasta lograr una mezcla homogénea. Y ya lo tenemos hecho. Lo vertemos en un recipiente y terminamos de ligarlo removiendo con un tenedor….  Cogemos porciones ayudándonos de una cuchara sacabolas de helado,  servimos en copas o cuencos y tomamos inmediatamente.

Yo, que de siempre he sido de tomar poca fruta, en verano cubro el cupo de todo el año, os lo aseguro.

Pues ya habéis visto qué rápido y sencillo es de preparar. En un abrir y cerrar de ojos tenemos un sorbete de fresas de lujo. 

Que lo disfrutéis. 

Ali

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s