Tarta de número y segundo “cumpleblog”

 

IMG_9301 (1)

Hoy cumple dos años este blog!!  Cuando comencé tenía muy clara una cosa, que lo hacía por hobby y debía gestionarlo de manera que no se convirtiera en una obligación, porque en ese momento dejaría de ser una diversión para mí y eso sólo podía derivar en una cosa: el abandono. A día de hoy, sigo tan ilusionada como el primer día. Mejor dicho, aún más, ya que por aquel entonces no era consciente de las satisfacciones que me traería después. Empecé metiendo un poquito el pie, con timidez y poco a poco he ido cogiendo la confianza que necesitaba para perderle el miedo a este proyecto. 

Todos necesitamos nuestro momento y yo había encontrado el mío. Para mí, que tengo un carácter muy activo, es como una válvula de escape que hace que me abstraiga de todo durante el tiempo que le dedico. Es una buena medicina, ya lo creo que sí. 

Bueeeeeeno y como hoy también es mi cumpleaños (cumplo unos cuantos más….. 🙂 ) hay doble celebración, para lo cual he querido festejarlo con una tarta que ha sido tendencia durante todo este año y que había reservado para publicarla hoy. Es una tarta muy vistosa que parte de una base de galleta la cual se cubre con una crema y,  para decorarla, suelen utilizarse frutas, flores, macarons, bombones, sprinkles, merenguitos, trocitos de bizcocho, nubes….. así que vamos echarle toda la imaginación para que nos resulte lo más atractiva posible. No necesitamos un molde para hacerla, tan sólo una plantilla con el número o letra que necesitemos que podéis hacer vosotros mismos en un folio o cartulina. La que he utilizado yo la busque por internet, hay miles para escoger. Así que venga, vamos con la receta y os voy explicando cositas. 

Para la galleta: 

250 g harina

150 g mantequilla fría

100 g azúcar glass

2 yemas

1 pizca sal

Para la crema diplomática:

500 ml leche entera

5 yemas de huevo

100 g azúcar 

50 g harina de maíz

50 g mantequilla

8 g gelatina

1 cta extracto de vainilla

250 ml nata vegetal

40 g azúcar glass

Para la decoración:

macarons, fresas,  fresitas del bosque, merenguitos, trocitos de bizcocho y flores

Comenzamos preparando la masa de las galletas. Se trata de una masa sablé que no es ni más ni menos que una masa quebrada en versión dulce. 

En un bol amplio echamos la harina junto con la pizca de sal  y la mantequilla fría cortada en dados. Mezclamos con los dedos hasta conseguir una consistencia arenosa. Añadimos las yemas de huevo y el azúcar glass. Removemos con una espátula hasta que las yemas se hayan integrado y terminamos con las manos hasta cohesionar la masa. No hemos de amasarla. No importa si quedan trocitos de mantequilla en la masa, eso hará que quede más hojaldrada la galleta. La pesamos y dividimos en dos partes, hemos de hacer dos números que luego montarán uno sobre el otro. Envolvemos cada una de ellas en papel film y reservamos en la nevera 10 minutos para que enfríe. 

Estiramos la masa entre dos hojas de papel de hornear hasta que tenga un grosor de unos 6 mm aprox. y la trasladamos a la bandeja de horno. Retiramos la hoja de papel superior, colocamos encima la plantilla de número y con la punta de un cuchillo afilado recortamos y retiramos la masa sobrante.

20181023_163409 (1)

Haremos lo mismo con el otro trozo de masa. Meteremos la bandeja con la galleta en el congelador unos 10 minutos para que la masa enfríe bien y no se deforme durante el horneado. Mientras tanto precalentamos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo.

Cuando el horno alcance la temperatura metemos la bandeja en la parte central y horneamos durante unos 14´aprox. Una vez hecha la dejaremos entibiar unos minutos en la bandeja y seguidamente la pasaremos a una rejilla para enfriar por completo. Este último paso lo haremos con delicadeza para evitar que se rompa ya que es muy frágil. Repetimos la operación con la otra galleta.

20181023_183816 (2)

Mientras enfrían vamos a preparar la crema diplomática. Se trata de una crema pastelera con algún matiz diferente a la crema corriente y a la que una vez fría se le añade nata montada. Para hacer la crema pastelera comenzamos hidratando las hojas de gelatina en agua fría. Por otro lado mezclamos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen, añadimos la harina de maíz y removemos bien. Ponemos a calentar la leche junto con el extracto de vainilla y cuando alcance el punto de ebullición la retiramos y vertermos sobre las yemas agitando las varillas con rapidez para que no se cuajen los huevos. Llevamos nuevamente al fuego para que se cocine la harina de maíz durante unos tres minutos. Cuando haya espesado retiramos del fuego y añadimos la mantequilla y la gelatina escurrida. Lo batimos nuevamente con varillas, tapamos con papel film a piel y dejamos enfriar por completo. 

Seguidamente montamos la nata, que ha de estar muy fría, junto con el azúcar glass y reservamos. No es necesario que esté completamente montada pues corremos el riesgo de que se nos corte formándose una mantequilla. En el momento que veamos que forma picos paramos.

20181113_162945 (1)

Cuando la crema pastelera haya enfriado la batimos unos segundos para que emulsione y a continuación con ayuda de una espátula mezclamos con la nata cuidadosamente, realizando movimientos envolventes para que no pierda volumen. Su textura es muy  sedosa y está riquísima. Esta crema hemos de dejarla reposar 1/4 h más o menos para que adquiera textura por acción de la gelatina.

20181113_163616 (1)

Rellenamos una manga pastelera con una boquilla redonda y comenzamos a cubrir la primera de las galletas formando puntos con la crema.

IMG_9296 (2)

Cuando ya la tengamos toda cubierta colocamos la otra galleta encima y repetimos el proceso.

IMG_9298 (1)

Esta tarta requiere reposo. Por ello es preferible hacerla de un día para otro ya que de esta manera la galleta se habrá ablandado un poco con la crema y nos resultará más fácil cortarla. Por lo tanto, en este punto en el que ya hemos colocado la crema la llevaremos al frigo guardada en una caja de cartón con tapa para reposar hasta el día siguiente en que tan sólo tendremos que decorarla. La decoración la haremos un par de horas antes de consumirla para evitar que alguna fruta que pueda soltar jugo nos manche la crema y nos afee nuestra tarta. Y bueno también para que el resto de elementos en general conserven toda su integridad. 

Y llega el momento más divertido en el que vamos a ir colocando todos los adornos que teníamos preparados: macarons, merenguitos, flores….. de la manera que más nos guste, siempre intentando mantener una estética y que no resulte caótica. Como alguna vez os he dicho: menos es más. 

IMG_0255 (1)

Cortaremos las porciones con un cuchillo de sierra. 

Yo la encuentro tan bonita que me da pena cortarla, sin embargo, comerla no me da ninguna ya os lo aseguro 😉  porque, creedme, es realmente deliciosa. Os invito a un trocito!

IMG_0259 (5)

Para finalizar, agradeceros a todos los que estáis ahí al otro lado el haberme acompañado un año más en esta aventura. Gracias por leerme, por vuestros comentarios, por vuestros e-mails,  por vuestros likes en instagram y, como no, por esas llamadas dubitativas en mitad de una elaboración. De corazón GRACIAS!!! Os espero un año más.

Consejos y Sugerencias:

*Una manera rápida de hacer esta tarta es comprando la masa quebrada ya preparada. Quedará estupenda también.

*La gelatina va a dar consistencia a la crema y va a ayudar a que mantenga la forma.

*Podemos tener preparada la crema pastelera la víspera pero no la mezclaremos con la nata hasta el momento de utilizarla. Perorecordad de lo que os he dicho, hemos de batir previamente la crema para que emulsione.

*Si nos ha sobrado masa de galletas podemos congelarla perfectamente durante 3 meses en el congelador, bien envuelta en papel film y dentro de una bolsa tipo zip. Cuando la queramos descongelar la pasaremos del congelador a la nevera la víspera para que el proceso lo haga lentamente y no haya choque de temperaturas.

* En cuanto al relleno podemos utilizar el que más nos guste, nata, crema, trufa, frosting….. cualquiera le va a ir bien. Sin embargo la que hemos utilizado es ideal para este tipo de tartas ya que si le ponemos una muy contundente correremos el riesgo de que la galleta absorba más humedad de la cuenta y se nos rompa.

*Si las flores que vamos a utilizar no son comestibles las protegeremos por debajo con un trocito de papel film.

*La caja de cartón la podéis encontrar en puntos de venta de artículos de repostería.

Y por hoy me despido hasta la próxima entrada.  Que seáis felices.

Ali

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8 comentarios sobre “Tarta de número y segundo “cumpleblog”

  1. Pingback: Croquembouche

Responder a aliciaadamautora Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s