Bombón de oreo y chocotransfer

IMG_0911 (2)

Si os gusta el chocolate blanco hoy estáis de suerte porque os traigo un bombón…… mmmmm….. que os va a encantar. De relleno vamos a utilizar una mini galleta oreo y vamos a decorarlo con chocotransfer. Qué es el chocotransfer? Pues mirad, para que nos entendamos se trata de una especie de calcomanía comestible. Es una lámina finísima que lleva impreso un dibujo y que tiene dos caras: una en tono mate que es de manteca de cacao y que será la que entre en contacto con el chocolate y otra cara brillante que  es de  acetato.  Hemos de tener la precaución de no arañar la parte mate ya que es delicada y se ralla con facilidad estropeando el dibujo lo cual afectaría al resultado final. Por tanto la manipularemos con cuidado. Estas láminas las podemos encontrar fácilmente en tiendas especializadas en artículos de repostería o por internet. Hay infinidad de dibujos, motivos, los hay por temáticas…. incluso podemos hacer encargos personalizados por ejemplo con fotos nuestras…. Es todo un mundo.

Dicho esto, no os quiero hacer esperar más y vamos a comenzar a hacer nuestros bombones, os parece?

Para 15 mini bombones necesitamos:

200 g chocolate blanco (especial repostería)

galletas mini oreo

láminas de chocotransfer

Con unas tijeras o troqueladora vamos a ir cortando las piezas que pondremos después en las cavidades de un molde especial para chocolate o, en su defecto, de silicona. Colocaremos la parte que lleva la manteca de cacao hacia arriba.

IMG_9552 (2)

El siguiente paso será atemperar el chocolate. Sé que a algun@s os puede parecer complicado y estéis pensando en saltaros este paso. A que no me equivoco?  jejejej, os he pillado!  Pero no os preocupéis porque hoy os voy a explicar una manera de hacerlo muy muy sencilla. Y es que,  creedme si os digo que es importante atemperarlo para conseguir una textura regular, lisa  y  más  crujiente.  Por ello, os sugiero es que le dediquéis unos minutos  más a esta  receta pues  la diferencia es notable.

Os he convencido…. ? Sabía que sí.  Pues venga, vamos a ello, ya veréis que no es tanto. Los pasos que  hemos de seguir  son los  siguientes:  fundir-enfriar-atemperar. Muy importante: respetar las temperaturas de estos tres tiempos, de lo contrario el trabajo no habrá servido para nada.  Así que,  mi consejo es que os hagáis con un termómetro de cocina para una mayor exactitud,  aquí no  vale hacerlo a ojo.

Para atemperar el chocolate vamos a poner 2/3 del chocolate, es decir 133 g en un bol y el resto lo ponemos en otro recipiente.

IMG_9554 (2)

Derretimos en el microondas los dos tercios en intervalos de 20 segundos removiendo cada vez con una espátula para evitar que se queme. Una vez fundido comprobaremos con el termómetro la temperatura y cuando alcance los 42ºC lo verteremos sobre el resto del chocolate, removemos enérgicamente para que se derrita por completo y baje la temperatura a los 26ºC. Así conseguimos que enfríe.

IMG_9556 (2)

En ese punto lo volvemos nuevamente al microondas para atemperarlo durante unos 5 segundos o  hasta que la temperatura del chocolate alcance  los 29ºC.  Y ya lo tenemos listo para utilizar. 

Ahora debemos trabajar con máxima rapidez para que no baje la temperatura. Rellenamos una manga pastelera con el chocolate, vertemos una pequeña cantidad para cubrir la lámina de chocotransfer, colocamos la galleta oreo y terminamos de rellenar con más chocolate hasta llegar al borde.

IMG_9557 (2)

Al terminar con todos, vamos a dar unos golpecitos al molde contra la mesa para que se distribuya  bien el chocolate y,  al mismo tiempo,  para que salgan a la superficie las posibles burbujas que se hayan podido formar en el interior y que impedirían que la lámina se transfiriera correctamente. Dejamos enfriar por completo en la nevera durante unas horas. 

La espera desespera dicen…….. 🙂

Una vez han enfriado por completo, los desmoldamos y retiramos la lámina de acetato. Veremos que el dibujo se ha transferido al chocolate.

IMG_0915 (2)

Al contrario de lo que pueda parecer, la galleta se mantiene crujiente y la combinación con el chocolate blanco la encuentro perfecta.

Es delicioso y tiene un crunch……. irresistible.

Que os ha parecido? Fácil verdad. Pues desde este otro lado os animo a que los hagáis, ya veréis que éxito!  

Hasta la próxima. Que seáis felices. Besos

Ali

Consejos y Sugerencias:

         *Ojo! las temperaturas que hemos utilizado para atemperar el chocolate blanco no son las mismas que para el chocolate negro ni para el chocolate con leche. A continuación os las indico por si decidís utilizar éstos últimos:

Para chocolate negro:

Fundido entre 50º-55ºC. Enfriado a 28º-29ºC. Atemperado a 30º-31ºC

Para chocolate con leche:

Fundido entre 40º-45ºC. Enfriado a 27º-28ºC. Atemperado a 29º-30ºC

     *Mientras estemos trabajando con el chocolate vamos a ir comprobando de vez en cuando su temperatura. Si vemos que ésta baja de los 29ºC, meteremos la manga en el micro unos segundos hasta conseguir que vuelva a alcanzar esa temperatura y continuaremos trabajando.

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios sobre “Bombón de oreo y chocotransfer

Responder a Encarna Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s