Cheescake de chocolate

IMG_1054 (3)

mmmmm……. sólo con nombrarla se me hace la boca agua. Y es que, si ya de por sí la cheescake es una tarta que me tiene robado el corazón, al añadirle chocolate…… uffff….. ni os cuento. Debería estar considerada como uno de los pecados capitales, así directamente, sin más.  En ese caso no me importaría cumplir penitencia vistiéndome unas mallas de deporte y calzándome unas zapatillas de correr, jejeje….. vamos, que no hay dolor eh.…. lo que haga falta por un pedazo de tarta.  Y si es necesario estarse un par de días sin comer, pues no se come y chimpún  🙂  Es broma.  Pero es que la tentación es muy fuerte y yo soy muy débil 😉  

Lo bueno que tienen las cheescakes es que son muy versátiles. Admiten cualquier sabor y las podemos hacer en horno, sin horno, al baño María…. así como, presentarlas de muchas maneras: en porciones, en vaso, en barritas, en tartaletas…. 

Hoy la vamos a hacer al baño María dentro del horno. Es la clave para que la textura en boca sea sedosa. Las medidas que os pongo son para un molde de 15 x 7 cm, siempre y cuando queráis que tenga altura. Si os gusta más bajita, un molde de 18 cm será perfecto.

Vamos a necesitar:

Para la base:

6 galletas tipo digestive

25 g mantequilla

1 cda cacao puro en polvo

Para el relleno:

500 g queso mascarpone

5 huevos “L”

150 g azúcar

150 ml nata líquida 35% materia grasa

170 g chocolate fondant 70% cacao

25 g cacao puro en polvo

Para decorar:

Virutas de chocolate

Preparamos la base triturando las galletas hasta que queden molidas y mezclamos con el cacao en polvo y la mantequilla previamente derretida. Forramos  la base y los laterales  del molde con papel vegetal para facilitar así el desmoldado. Echamos el preparado de galleta y lo aplanamos con ayuda del reverso de una cuchara hasta que nos quede la base totalmente cubierta. Horneamos durante 10 minutos en horno precalentado a 180ºC, retiramos y dejamos enfriar por completo. Al hornearlo vamos a conseguir una  base crujiente y al propio tiempo evitamos que durante el horneado se desmigue y se mezcle con el relleno. Otra opción en lugar de hornear es meter el molde en el congelador mientras se prepara el relleno, pero la galleta ya no quedará igual de crujiente que si la horneamos.

IMG_9610 (1)

Mientras enfría la base de galleta vamos a preparar el relleno. Para ello derretimos el chocolate en el microondas en intervalos de 30 segundos removiendo cada vez para que no se nos queme. Podemos derretirlo al baño María pero tardaremos más tiempo y seguro que estáis como yo, ansiosos por terminarla cuanto antes, a que sí?  🙂  Una vez derretido lo dejamos entibiar. Por otro lado batimos unos minutos el queso crema con el azúcar,  añadimos la nata,  el chocolate tibio, el cacao en polvo  y finalmente los huevos. El batido ha de hacerse a una velocidad media-baja para evitar que coja aire y puedan aparecer burbujas en el interior cuando se hornee. Vertemos la mezcla en el molde.

Y ahora llega el momento de hornear. Podéis hacerlo de dos maneras: poniendo directamente el molde en la bandeja del horno o, como en este caso, cocinándolo al baño maría dentro del horno que consiste en colocar el molde de la tarta dentro de otro recipiente con agua muy caliente de manera que cubra las 2/3 partes. Os aconsejo ésta ultima opción por varias razones: primero porque con este sistema el calor se va a repartir uniformemente por todas partes igual; segundo porque vamos a evitar que en un descuido se nos pueda quemar y, la tercera y más importante, porque la tarta quedará mucho más cremosa y untuosa.  Si vais a utilizar un molde desmoldable y creéis que puede entrarle agua, podéis hacer el baño maría colocando en la base del horno una bandeja honda con agua caliente y poniendo el molde de la tarta sobre una rejilla. No he probado de hacerlo así pero puede ser un buen recurso ya que se asemeja al crearse humedad  dentro del horno.

IMG_9611 (1)

Vamos a utilizar una temperatura no muy alta, unos 150ºC  y con calor sólo abajo durante 1 y 1/2h. Al cocinarse despacio evitaremos que crezca demasiado rápido y que cuando se enfríe se hunda por el centro. Tampoco vamos a abrir el horno en todo ese tiempo para no provocar cambios bruscos de temperatura y que puedan aparecer grietas en la superficie. 

Una vez pasado el tiempo dejaremos la tarta dentro del horno apagado durante 1h más. Retiramos, dejamos enfriar dentro del molde sobre una rejilla y después lo llevamos a reposar a la nevera de 10 a 12 horas sin desmoldar. Hay que desmoldar cuando esté muy fría y reposada, sinó se nos partirá como un rompecabezas.

IMG_1032 (2)

Importante: no olvidéis sacar la tarta de la nevera unos 10 minutos antes de consumirla   para que se temple un poco ya que el chocolate en la nevera endurece y recién sacada no está tan melosa. Y también porque se aprecia mejor el sabor del chocolate cuando no está tan frío.

Bueno, y ya por fiiiiiin llega el momento más esperado……… se me ha hecho eterno!!  🙂

IMG_1045 (1)

Me gustaría que la probarais. Es deliciosa y con un intenso sabor a chocolate. Un bocado  más y creo que voy a entrar en trance  😉 

Espero que os haya gustado y que no dudéis en hacerla, a los adictos al chocolate os va a encantar. Besos

Ali

Consejos y Sugerencias:

     *Al mezclar el chocolate derretido con la crema es posible que si no tienen la misma temperatura cueste un poco integrarlo debido al choque de temperaturas. Pero no os preocupéis porque después cuando se cocine, el chocolate se va a derretir y va a terminar de integrarse a la mezcla. 

     *El ingrediente estrella es el chocolate, por ello os aconsejo utilizar uno de calidad, es lo que va a marcar la diferencia entre una tarta rica y una tarta irresistible.

     *El queso mascarpone al tener un sabor muy neutro es ideal para cualquier receta donde queráis que resalten otros sabores. 

     *Si después de verter la masa en el molde nos sobrase un poco, podemos aprovecharla rellenando unas flaneras. Pero cuidado!! el tiempo de horneado se reduce bastante más. Si nos pasamos de horneado nos quedará mazacote pues al ser un recipiente pequeño y contener poco relleno éste pierde humedad. Así que es cuestión de ir pinchando con un palillo pasada la media hora. En cuanto comprobemos que está cuajada retiramos las flaneras inmediatamente del agua.

 

 

Un comentario sobre “Cheescake de chocolate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s