Ensaimadas mallorquinas

Imagen 29-1-20 a las 21.08 (4)

Esta semana vengo con antojo de ensaimada. Lo de antojo es en sentido figurado, no vayáis a pensar…… 🙂 pero es que, sabéis de esas veces en las que algo  te apetece mucho mucho mucho y hasta que no lo consigues no paras….?  pues así. La culpable de ese repentino capricho es mi madre….  pobre….  la culpa siempre para las madres..…  jejejej..…  a ver, desde el cariño. Y es que hace unos días me trajo a casa unos frascos de cabello de ángel que había hecho en conserva y que sabe que me gusta tanto. La verdad es que tiene un don para hacerlo, no he probado otro igual, en serio. Total que conforme los estaba cogiendo….. a ver si adivináis qué es lo que comencé a visualizar? Premiooo,  habéis acertado!!  unas ricas ensaimadas rellenas, como las típicas de Mallorca.  No os lo he puesto muy difícil eh…. jejjejjj… y es que, decidme loca pero creo que es una de las combinaciones más acertadas en el mundo de la repostería, lo encuentro un bocado delicioso. Así que, sin pensármelo dos veces me puse manos a la masa, nunca mejor dicho. Si me acompañáis os voy a ir dando los tips para que os queden de lujo, pues aunque no es un dulce complicado, sí lo es laborioso y hay ciertos detalles a tener en cuenta para que el resultado sea de diez. Pues venga va, que comenzamos.

Para el preferemento:

20 gr. de harina de fuerza

10 gr. de agua

1 gr. de levadura fresca de panadería

Ingredientes para unas 12 ensaimadas pequeñas:

300 g harina de fuerza

4 g levadura fresca de panadero

90 g azúcar

110 ml agua

1 huevo 

el prefermento

manteca de cerdo fresca a temperatura ambiente

Otros:

cabello de ángel

azúcar glass

Comenzaremos elaborando el prefermento. Lo vamos a preparar como mínimo 2 horas antes. Lo ideal es prepararlo la víspera y así al día siguiente nos ahorramos esas dos horas de espera y podemos ir directamente a preparar la masa. Para el prefermento… muy sencillo:  mezclamos los tres ingredientes hasta formar una bola y listo. Lo guardamos en un recipiente hermético previamente engrasado y llevamos a la nevera para que fermente lentamente durante toda la noche.  Si lo hacemos el mismo día, pues como os decía, lo dejaremos fermentar un par de horas.  

Para hacer la masa de las ensaimadas, vamos a mezclar la harina, junto con el azúcar, el huevo, el prefermento, el agua y la levadura desmenuzada. Y comenzamos a amasar hasta que los ingredientes se hayan integrado y veamos que la masa se vuelve elástica, más o menos unos 15 minutos de amasado a máquina. Si lo hacemos a mano el tiempo de amasado es mayor. Cuando ya la tenemos hecha la dejamos reposar en un recipiente amplio engrasado y tapada con un trapo durante 1 hora.

Imagen 26-10-19 a las 7.39 (4)

Pasado ese tiempo, untamos ligeramente con aceite la superficie de trabajo, amasamos durante un minuto para desgasificarla y dividimos la masa en porciones de unos 50 g aprox. o más, según las queráis de grandes. Les vamos a dar forma de bola.

Imagen 26-10-19 a las 7.38 (2)

Cogemos la primera de las bolas y la estiramos con el rodillo a lo largo, untamos con un poco de manteca  y a continuación seguimos estirándola pero esta vez con las manos y desde un lateral dándole forma rectangular y dejándola lo más fina posible, hasta que quede traslúcida y parezca una membrana.  Si vemos que la masa se nos resiste, la dejamos reposar unos cinco minutos y volvemos a estirar. Untamos generosamente con manteca (es el secreto de un buen hojaldrado jugoso) colocamos una tira de cabello de ángel en el extremo más largo y comenzamos a enrollarlo con suavidad.

Imagen 26-10-19 a las 7.37 (3)

Lo dejamos sobre una bandeja para repose y mientras tanto procedemos de igual forma con el resto de las bolas.

Imagen 26-10-19 a las 7.37 (1)

Ahora con suavidad, cogemos el churro por los extremos y lo estiramos para alargarlo un poco más, lo retorcemos y lo vamos colocando en forma de espiral sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal, dejando espacios para que pueda crecer.

Imagen 26-10-19 a las 7.37

El extremo de fuera lo remeteremos hacia dentro por debajo para que se quede pegado durante el horneado y no se abra la ensaimada. Que aunque en la foto no está así, luego sí que lo hice 🙂

Cuando ya tengamos todas las ensaimadas formadas cubrimos con film y dejamos fermentar durante toda la noche a temperatura ambiente y en lugar alejado de corrientes de aire, por ejemplo, dentro del horno apagado. El papel film lo habremos engrasado ligeramente con aceite por la parte que entra en contacto ya que de lo contrario lo más probable es que se pegue a las ensaimadas y al retirarlo estropeemos el levado.

Pasado ese tiempo veremos que ha aumentado su volumen hasta el punto de que se han rellenado todo los huecos vacíos.

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y horneamos  en la bandeja del medio entre unos 15-20 minutos dependiendo de cada horno. Pero no las dejaremos mucho más para que no queden secas. Retiramos del horno y pasamos a una rejilla a enfriar.

Imagen 29-1-20 a las 21.07

Una vez frías, las espolvoreamos generosamente con azúcar glass. 

Lo ideal es tomarlas en el día que es como más buenas están. Si nos sobran las guardaremos en un recipiente hermético para que no se resequen.

Imagen 29-1-20 a las 21.08 (3)

Qué me decís? Apetece, a que sí?  La verdad es que lleva tiempo prepararlas eso no se puede negar, pero después el resultado es maravilloso, os lo juro por snoopy!! 🙂

Besos y hasta la próxima

Ali 

Consejos y Sugerencias:

*Podemos hacer las ensaimadas sin relleno y una vez horneadas y frías cortarlas por la mitad y rellenarlas de lo que más nos guste: crema pastelera, nata, crema de cacao, cabello de ángel…. 

*Si no queréis entreteneros tanto tiempo en preparar todas las ensaimadas, siempre podéis hacer una o dos más grandes.

*Cuanto más fina estiremos la masa y más manteca le untemos más hojaldradas nos quedarán y tendrán esa textura que tienen las ensaimadas tan….  tan….  ya me entendéis. 

*No es necesario pintar la ensaimada con huevo batido o leche antes de meterla en el horno, pero si preferís hacerlo así, deberéis tener cuidado de no pinchar la masa con los pelillos del pincel para que no se desinfle.

*Podéis utilizar mantequilla en lugar de manteca pero ya os adelanto que el sabor no es el mismo ni la textura. 

 

 

 

2 comentarios sobre “Ensaimadas mallorquinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s