Pan de brioche

Imagen 30-3-20 a las 8.17

Lo sé… lo sé…. ya estaba tardando en publicar la receta que os traigo hoy: el pan de brioche. Todo un clásico de la repostería francesa que no puede faltar en nuestro recetario. Pero ojito, no vayáis a pensar… no es un clásico cualquiera, merece una atención especial, pues es un pan….. me atrevería a decir, que es como la reina de las masas dulces. A partir de ella podemos elaborar bollitos, roscones…. Para su elaboración se requiere, ante todo, paciencia. Sí amig@s…. eso de lo que la mayoría carecemos pero que vamos a necesitar si lo que queremos es obtener una miga esponjosa, húmeda, llena de sabor y que se mantenga tierna, pues ya sabéis que la bollería tiene la vida muy corta, normalmente se conserva tierna el mismo día en que la horneas pero que al día siguiente, la mejor manera de aprovecharla es mojándola en leche. Para que nos quede de diez hemos de respetar los tiempos de levado y es ahí cuando los más impacientes caen en la tentación de reducir el tiempo o se saltan algún levado pensando en que tampoco variará mucho el resultado. Error!!! Ya os anticipo que no será lo mismo. Yo lo aviso e insisto en que no hagáis trampas….. aunque me llaméis pesada 🙂

Pero con esto no quiero que se os quiten las ganas de prepararlo, al contrario. Mirad, yo he sido de siempre la impaciencia personificada pues soy persona muy activa y las cosas las quiero para ayer. Aquello que dicen de que  la espera desespera… me lo conozco muy bien  jejejjjj.…  Sin embargo con los años, echándole kilos y kilos de voluntad, he ido modificando este aspecto, signo, defecto, manía…. o como lo queráis llamar, de mi carácter. Y estoy contenta la verdad, porque he aprendido a gestionarlo y eso me hace sentir victoriosa.  El carácter no lo he cambiado, sigo siendo la misma polvorilla de siempre, pero sí la actitud frente a muchos aspectos de la vida.

Oye, pero…… qué os parece si entramos ya en materia? Pues venga va…. delantal y manos a la masa! 😉

Necesitamos:

Para la primera masa:

250 g harina de fuerza

5 g sal

50 g azúcar

2 huevos “M”

50 g mantequilla fría en dados

130 ml agua 

20 gr. de levadura de panadero

ralladura de limón

ralladura de naranja

Para la segunda masa:

250 g harina de fuerza

125 g de la primera masa de brioche

5 g sal

40 g azúcar

3 huevos “M”

100 g mantequilla fría en dados

10 gr. de levadura de panadero

Comenzamos preparando la primera masa. Para ello vamos a poner en el bol de la amasadora todos los ingredientes excepto la mantequilla y la levadura. Amasamos a velocidad baja durante unos minutos hasta obtener una masa homogénea. A continuación y sin dejar de amasar iremos incorporando poco la mantequilla que habremos cortado en dados. Una vez la mantequilla se integrado añadimos la levadura desmenuzada y continuamos amasando hasta que la masa se despegue perfectamente de la paredes del bol, más o menos unos 10 minutos. No es necesario tener una amasadora pero si tenéis la posibilidad de hacerlo así pues mejor, más cómodo.  Llegado a este punto, formamos una bola con ella y la dejamos en un bol engrasado ligeramente con aceite de girasol. Tapamos con film y dejamos reposar en la nevera durante toda noche para que fermente.

Al día siguiente sacamos la masa fermentada y la ponemos en el bol de la amasadora junto con el resto de ingredientes, excepto la mantequilla y empezamos a amasar.

Imagen 28-3-20 a las 9.13 (3)

Cuando estén integrados todos los ingredientes, sin dejar de amasar vamos añadiendo la mantequilla en dados. Hemos de lograr una masa suave y elástica que se despegue de las paredes del bol. Para comprobar que la masa está en su punto cogeremos un trozo de masa y la estiraremos todo lo que podamos entre los dedos de manera que parezca una membrana, es decir que se trasparenten los dedos. Damos nuevamente forma de bola a la masa y la ponemos en un bol engrasado ligeramente con aceite de girasol. Cubrimos con film transparente y lo dejamos en un lugar cálido libre de corrientes, por ejemplo dentro del horno apagado, durante unas 2 horas para que doble su volumen. Un truquito para que la masa al crecer no se pegue al film es engrasar ligeramente éste por la parte interna. Este es el aspecto que tendrá la masa una vez haya levado.

Imagen 30-3-20 a las 19.31 (5)

Pasadas las dos horas, colocamos la masa en la superficie de trabajo y dividimos en 6 porciones de unos 50 g. Les damos forma de bolas y las colocamos en un molde de plumcake que habremos forrado con papel vegetal. Estas medidas son para un molde de 17 cm y me ha sobrado masa, la cual he aprovechado para hacer otra cosita que más adelante os la enseñaré, okis? 🙂

Imagen 30-3-20 a las 19.31 (1)

Cubrimos el molde nuevamente con film engrasado y lo dejamos en un lugar cálido, alejado de corrientes de aire para que la masa vuelva a levar hasta casi doblar el volumen, durante otras 2 horas y media. Pacienciaaaaaaaaaa….. jejejeje… Llegados a este punto algun@s habréis pensado: cuanto lío, si lo llego a saber me lo compro en la panadería y punto. Pero tranquil@s, que ya estamos en la recta final. 

Una vez ha pasado el tiempo del último levado, batimos un huevo y pintamos el brioche delicadamente procurando no pincharlo.

Imagen 30-3-20 a las 19.30

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y horneamos en la rejilla central durante unos 25 minutos.  Una vez horneado, retiramos, desmoldamos y traspasamos a una rejilla para enfriar.

Como podéis ver la miga es esponjosa, de aspecto como en hebras, húmeda y tiene un sabor…….mmmm….. es que no sé como describirlo. Va a ser que tendréis que hacerlo para comprobarlo 🙂  Es una auténtica delicia.

Imagen 26-4-20 a las 10.10 (1)

Y si algo me gusta de este pan de brioche es que podemos combinarlo tanto con dulce como con salado. Yo incluso prefiero la versión salada. Probad de tomar una rebanada untada ligeramente con mantequilla y una loncha de jamón de york o pavo fiambre. Riquísimo. Y que esto lo diga yo con lo golosa que soy…… Probadlo y me decís. 

Para conservarlo, cubrirlo con film transparente o guardarlo en un recipiente hermético para que no se reseque.

Apetece un chocolate a la taza con un trocito? Venga va… hecho 😉

Que seáis felices. Un beso

Ali

 

 

 

.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s