Tarta con amor

IMG_7501 (8)

Si tu corazón se acelera cuando ves a esa persona, si sonríes al escuchar su voz, si le extrañas al momento de no estar con ella, si está constantemente en tu pensamiento, si tienes sensación de euforia o pérdida de apetito, si no puedes imaginarte una vida sin ella…. es que estás enamorad@. Hay muchos otros síntomas como las mariposas en el estómago, brillo en los ojos, felicidad constante, química, releer sus mensajes 200 veces… 😉  Todos sabemos que ese enamoramiento inicial tiene los días contados, sin embargo es el paso previo al amor. Oooooh el amor!! Es el sentimiento más profundo del ser humano. Nos hace sentir tremendamente bien. Y como todo, hay que cuidarlo día a día. Una simple nota diciendo pienso en tí  o me gustas escrita en un post-it y pegada en el espejo del baño es suficiente para alegrar el día y hacer sentir a esa persona lo mucho  que nos importa. Y es que son los pequeños detalles los que hacen grande ese amor. Y como no podía ser menos, este día que está dedicado expresamente, hay que celebrarlo como se merece. Seguro que ya tenéis vuestra idea pensada. Yo he elaborado una tarta efecto pizarra con mensaje incluído. Porque con las palabras transmitimos sentimientos. Y son tan poderosas que, a diferencia de lo que se dice, no creo que se las lleve el viento.

Para elaborar nuestra tarta vamos a necesitar:

Para el bizcocho:                                              Para la crema de queso:

200 g mantequilla textura pomada                125 g queso mascarpone

200 g azúcar                                                        125 g mantequilla textura pomada

100 g harina                                                        300 g azúcar glass

60 g cacao puro en polvo                                  2 cdas leche

1 cdta levadura en polvo

4 huevos “L”

Para la cobertura y adornos:                      Para la ganache:

fondant negro y rojo                                          200 g chocolate negro 50% cacao

colorante blanco en polvo, vodka,                  150 nata líquida 35% materia grasa

pegamento comestible, pincel,

alambre especial repostería

A ser posible es preferible hacer el bizcocho la víspera para que la miga se asiente y podamos cortarlo en capas sin dificultad. Lo mismo sucede con la ganache, que debe enfriarse por completo para adquirir una consistencia tipo nutella. Y en cuanto a la crema de queso no es necesario hacerla con anterioridad pero ya que nos ponemos estaría bien dejar todo preparado o, como se dice técnicamente,  la mise en place preparada, para proceder al montaje de la tarta al día siguiente. Me mola el término mise en place, es como……como muy de chef, verdad? 🙂  Bueno al lío.

Precalentamos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo. Comenzamos preparando el bizcocho y para ello con ayuda de unas varillas eléctricas vamos a batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que blanqueen y  seguidamente añadimos los huevos uno a uno. Tamizamos la harina junto con el cacao en polvo y la levadura y lo añadimos removiendo con varillas de mano hasta que todos los ingredientes estén totalmente integrados. Vertemos la mezcla en un molde engrasado y enharinado y horneamos durante 45´aprox. Dejamos enfriar y desmoldamos. Cubrimos con papel film y reservamos. Una vez frío lo vamos a dividir en cuatro capas.

IMG_7469 (1)

Para hacer la ganache ponemos a calentar la nata y justo cuando empiece a hervir la retiramos y vertemos sobre el chocolate troceado en un recipiente. Dejamos reposar un par de minutos y a continuación removemos con varillas de mano hasta que la mezcla sea homogénea.  Tapamos con film a piel y dejamos enfriar a temperatura ambiente (nunca en frigo). Para hacer la crema de queso, vamos a utilizar  varillas eléctricas y comenzamos batiendo la mantequilla junto con el azúcar glass  y las cucharadas de leche a velocidad máxima durante 5 minutos (el primer minuto a velocidad mínima si no queréis poner todo perdido de azúcar glass) Añadimos el queso mascarpone bien frío y batimos durante un par de minutos más. Vertemos en recipiente con tapa y refrigeramos hasta el momento de utilizarla.

 

Empezamos con el montaje de la tarta. Colocamos la primera capa de bizcocho sobre una base para tartas, extendemos crema de queso  y repetimos la operación hasta terminar con todas las capas de bizcocho. Seguidamente untamos una fina capa de la misma  llamada sujetamigas por los laterales y la parte superior de la tarta y refrigeramos unos diez minutos.

 

A continuación cubriremos la totalidad de la tarta con la ganache y la alisaremos con una espátula.

 

Llega el momento delicado de colocar el fondant. Primeramente lo vamos a amasar unos minutos con las manos para darle temperatura y poder moldearlo bien. Si vemos que nos cuesta podemos untarnos las manos con manteca vegetal.  Lo hemos de estirar con un rodillo dándole forma circular. Para saber de qué medida hemos de cortar el fondant, multiplicaremos la altura del bizcocho por dos y le sumaremos el diámetro. Una vez lo tenemos estirado, lo enrollamos ligeramente sobre el rodillo y colocamos sobre la tarta lo más centrado posible. Ahora hemos de ir adaptándolo con las manos, abriendo los pliegues con una mano y  evitando estirarlo hacia abajo. Cortamos el fondant sobrante y alisamos con una espátula especial para fondant.

IMG_7481 (2)

Con nuestra tarta ya forrada llega el momento de escribir nuestro mensaje. Cierto es que necesitamos tener un poco de pulso porque no es lo mismo escribir con un rotulador que con un pincel y, a más a más, sin tener donde apoyar la mano. Pero tranquil@s, no  vamos a desesperar, no tiene porqué quedar la letra perfecta. Lo importante es el mensaje que vamos a transmitir. Eso sí, no intentéis rectificar borrando una letra que no os guste como ha quedado porque se extenderá el colorante y quedará emborronado. En un recipiente vamos a ir mezclando en pequeñas cantidades el colorante con unas gotas de vodka hasta conseguir la densidad que queramos y sin grumos. La textura debe  ser fluida pero con cuerpo. Y a escribir!!!

IMG_7486 (2)

Finalmente le colocamos el corazón de fondant que habremos hecho unos días antes para que se seque. En las fotografías os muestro como hacerlo. Más sencillito de lo que pensabais verdad? Y es precioso, por lo menos a mí me lo parece.

 

El color es a vuestra elección Yo he escogido un color rojo pasión que le va que ni pintao para este día tan romántico. Y ya tenemos nuestra tarta terminada.

IMG_7501 (9)

 

Da pena cortarla pero no la vamos a dejar de adorno. Así que, al ataque y sin piedad! Os dejo una foto del corte.

IMG_7516 (4)

Feliz día de San Valentín y a celebrarlo por todo lo alto!!  😉

Ali

NOTAS:

*El colorante no debemos diluirlo en agua ya que ésta disolvería el fondant y estropearía nuestro trabajo. Por eso lo vamos a mezclar con vodka, ginebra o cualquier otra bebida con alcohol ya que éste se evapora rápido, no humedece el fondant, aporta brillo y mantiene intactos los colores.  Otra opción es utilizar alcohol específico que encontraréis en tiendas especializadas en repostería.

*El pincel que vamos a utilizar debe ser fino. Para las letras más gruesas presionamos un poco el pincel o utilizamos uno más grueso.

*El queso mascarpone podéis sustituirlo por cualquier otro queso tipo crema.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios sobre “Tarta con amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s